lunes, 7 de junio de 2010

Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra!

(Tropic Thunder)
USA/UK/Alemania, 2008. 121m. C.
D.: Ben Stiller P.: Stuart Cornfeld, Eric McLeod & Ben Stiller G.: Ben Stiller, Justin Theroux & Etan Cohen I.: Ben Stiller, Robert Downey Jr., Jack Black, Jay Baruchel F.: 2.35:1

Convencer a un buen puñado de estrellas (y casi iconos) de la industria hollywoodiense para participar en una película que muerde con saña la mano que les ha convertido en lo que son (y que les permite seguir siéndolo) y conseguir, además, que el objetivo de sus dardos les felicite y les premien por ello, no es el logro más importante de Ben Stiller, pero sí el más sorprendente. Los falsos trailers con los que comienza Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra! dejan bien claro que Stiller sabe muy bien qué terreno está pisando y cómo moverse por él: un repaso a las constantes imperantes en el cine comercial (desde la comedia de sal gruesa al blockbuster de acción, pasando por el drama intimista reinvindicativo: hay balas para todos) que Stiller construye sin subrayados, mostrándolos tal cual son, consciente de que se ridiculizan por sí mismos.

Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra! hace auténticos equilibrios entre la comedia gamberra y el humor más sutil y elaborado a la hora de dibujar un feroz retrato de una fauna egocéntrica y estúpida (el actor del método que se pone en la piel -¡literalmente!- de su personaje, el héroe de acción que quiere ser reconocido como actor "serio", la estrella musical que utiliza el film como escaparate de sus propios productos) y de una industria canibalizadora para quien el dinero que consigue con sus actores es más importante que la vida de estos. Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra! construye dos niveles en su andamiaje cómico: el primero, el más superficial y evidente, es el formado por las parodias más reconocibles de clásicos del cine bélico (de Apocalypse Now a Platoon, las más obvias) y los gags más directos y gamberros. Una especie de cebo que sirve para esconder un discurso más sutil (más hiriente) que surge ante todo de la puesta en escena de Stiller a la hora de utilizar los lugares comunes que pretende criticar pero sin la necesidad de darlos la vuelta, sino, al contrario, mostrarlo frontalmente, desnudos, en toda su (absurda) puereza. De esta manera, Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra! es un film más políticamente incorrecto de lo que parece (que ya es decir) al camuflar sus auténticas (y destructivas) intenciones bajo el ropaje del cine que, en el fondo, está ridiculizando, pero que, a la vez, vende como reclamo al público.

Al comienzo de esta reseña decía que la voluntad iconoclasta de Stiller no era su mayor logro. Al igual que ocurría con las también excelentes El baile de los vampiros o Un hombre lobo americano en Londres, Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra! funciona tanto por delante como por detrás. Es decir, nos encontramos tanto ante una divertidísima comedia como una trepidante película de acción: el explosivo comienzo y el adrenalínico final podrían rivalizar con cualquier muestar de cine espectáculo coetáneo. Esto es lo que convierte a Tropic Thunder ¡Una guerra muy perra! en una modélica parodia en particular y una gran película en general.

6 comentarios:

mutha dijo...

lo de Downey Jr. haciendo de negro me parece de lo mejor de la peli. xDDD

saludos dsd alicante. :)

Int dijo...

Sin duda, una gran creación de Downey Jr., sobre todo en V.O. Pero no nos olvidemos de la otra gran estrella del transformismo: Tom Cruise.

Gracias por el comentario.

BizarroJoe dijo...

A mi me gustarìa volver a destacar el comienzo (Ver el anuncio publicitario de Alpa' Chino, reirte a saco con él y un par de semanas después, encontrarte con esto pegando fuerte en las listas de éxitos no tiene precio.) y el previo de los créditos finales, no sólo por el numerito de Les Grossman (Ese SKG en un solo cuerpo que ninguna cadena nacional ha sabido reconocer en su reciente aparición en la gala de los MTV Movie Awards) sino por el orgásmico diseño de la presentación del cast principal.
A día de hoy, todo lo que se pueda hacer para reivindicar Tropic Thunder es poco. ¡Muy bien hecho, Int!

Int dijo...

No creo que haga falta reinvindicar nada. Por lo general, TROPIC THUNDER está muy bien valorada y, en su momento, hizo mucho dinero (recordemos la hazaña de desbancar a EL CABALLERO OSCURO del nº1).

El baile final de Cruise (que recordemos improvisó él mismo en un ensayo y se decidió incluirlo) es un golpe de genio de proporciones casi cósmicas.

Gracias por el comentario.

Yota dijo...

Genial película, y tom cruise está increíble haciendo el papel cómico.

Aunque sin duda el mejor Downey Jr. lástima que no cumpliese su "amenaza" de ir de "negro" a la gala de los oscar.

Habría sido taaaaan grande

XD

Int dijo...

Teniendo en cuenta que TROPIC THUNDER se promocionó con una campaña viral no hubiera sido tan raro y sí, muy divertido.

Grossman ha vuelto recientemente así que, quien sabe, a lo mejor volvemos a ver a Kirk Lazarus.

Gracias por el comentario.