martes, 15 de junio de 2010

Speed, por Mason Lang

"Speed trata de la evolución humana. Es obvio. El bus representa el mundo. Hay gente de todas las nacionalidades ahí dentro. No sólo eso, sino que está siendo conducido al desastre por un tipo al que han maquillado para parecer un cromañón o elegido porque tiene esa pinta. Él es nuestra herencia evolutiva brutal, conduciendo al mundo al armagedón mientras todo el mundo discute. Todo es simbólico. Sólo mirad la cantidad de veces que se ve el número 23. Está en todas las escenas. No es casualidad. Toda la película es un mensaje codificado. Y finalmente, tras todo el viaje de amor tántrico en el metro al final, aparecen en la calle delante de un cine que proyecta 2001: Una odisea espacial. La próxima vez que veáis Speed sólo recordad que el autobús es el mundo y ese gran hueco en la construcción de la autopista es el apocalipsis."

Mason Lang, integrante americano de Los invisibles.