lunes, 31 de mayo de 2010

Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone


(Evangerion shin gekijôban: Jo)
Japón, 2007. 98m. C.
D.: Masayuki, Kazuya Tsurumaki & Hideaki Anno P.: Toshimichi Otsuki G.: Hideaki Anno & Yoshiki Sakurai I.: Megumi Ogata, Megumi Hayashibara, Kotono Mitsuishi, Yuriko Yamaguchi F.: 1.85:1

Confieso que admiro la capacidad, incluso me atrevería a decir el talento, del estudio Gainax para explotar el que sin duda es su mayor éxito. Y cuando digo explotar, no me refiero a la habitual batería de secuelas, precuelas, spin-offs que suele producir una franquicia cuando alcanza la popularidad. El estudio de animación liderado por Hideaki Anno va un paso más allá: vendernos una y otra vez lo mismo y que, además, los seguidores lo recibamos con suma felicidad.

Neon Genesis Evangelion es una serie de anime creada orignalmente para la televisión en 1995 y que constó de 26 episodios. Nos presentaba a un grupo de niños pertenecientes a una oscura organización conocida como NERV que tenían que pilotar unos gigantescos robots denominados Evas con los que tenían que enfrentarse a una serie de extrañas criaturas llamadas Ángeles. Lo que comenzaba como una serie de ciencia-ficción con mechas fue evolucionando hacia el puro terror (y el gore), potenciando el elemento dramático y psicológico, y añadiendo pinceladas místicas, religiosas y metafísicas. El críptico final de la serie de TV, que dejaba la mayor parte de las incógnitas en el aire, causando la consternación de los seguidores (y reiros del final de Lost), dio paso a dos largometrajes para su estreno en salas cinematográficas: Death and Rebirth, de 1997, suponía un resumen de toda la serie, utilizando las mismas imágenes (algo así como un gigantesco: "En el episodio anterior") y ofreciendo como reclamo unos veinte minutos finales inéditos; por su parte, The End of Evangelion, estrenada cuatro meses después, recuperaba esos 20 minutos en su comienzo para, a continuación, contar el apocalíptico final de la saga. A esto hay que añadir el manga creado por Yoshiyuki Sadamoto, el cual sigue la trama de la serie con algunas modificaciones, con 11 tomos publicados y que, a estas alturas, no estoy muy seguro de si alguna vez finalizará, teniendo en cuenta los prolongados espacios de tiempo que transcurren entre tomo y tomo.

Y tras este resumen, llegamos a la película que nos ocupa. Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone supone la primera entrega de un proyecto llamado Rebuild of Evangelion y que constará de 4 películas en total (la segunda de ellas, You Can (Not) Advance, se estrenó en Japón el pasado año y se espera la tercera para este mismo verano), suponiendo una especie de remake de la serie original. Así, este primer título condensa los seis primeros capítulos vistos en la televisión en un nuevo ejercicio de resumen con escasas novedades. Por ello, Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone es un título destinado únicamente a los fans de la serie, aquellos que, paradójicamente, ya se la conocen de memoria y que disfrutarán volviendo a ver sus escenas favoritas de nuevo y, además, con mayor calidad: todos los planos se han vuelto a dibujar, añadiendo imágenes en CG, aunque conservando la misma puesta en escena, y presentado con una nueva banda sonora que recupera, eso sí, los temas mas importantes del score original.

Pero Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone no debería contentar a nadie (y digo debería porque no son pocos los fans de la serie que están más que contentos con el resultado). Los seguidores, porque a estas alturas ya deberían estar cansados de volver a ver unas escenas que ya se saben de memoria y porque las nuevas aportaciones (especialmente, el final) sólo pueden producir (aún mas) confusión al conjunto; y los profanos, porque se encontrarán ante un producto sin entidad como película independiente: un cúmulo de clímax encadenados de ritmo atropellado y de difícil comprensión argumental. Con todo, Gainax sabe hacer su trabajo como demuestra el combate final: el enfrentamiento entre Shinji y Rei, subidos a los EVAs 01 y 00 respectivamente, y el ángel Ramiel, narrado igual que en la serie original pero adornado con unos impresionantes efectos en CG y un formidable nuevo tema musical de efectivo tono épico (llamado Angel of Doom) confirman el talento de Hideaki Anno: conseguir emocionarnos con algo que, a estas alturas, debería aburrirnos.