martes, 16 de febrero de 2010

Aliens. El regreso


(Aliens) USA/UK, 1986. 154m. C.
D.: James Cameron
I.: Sigourney Weaver, Carrie Henn, Michael Biehn, Lance Henriksen

No resulta difícil analizar los hallazgos de Aliens. El regreso de manera autónoma. Es posible que sea injusto el desligarla totalmente de su ejemplar antecesora, Alien. El octavo pasajero, pero no menos injusto sería considerarla una mera secuela. A pesar de retomar fielmente el final del film de Ridley Scott, Aliens. El regreso, más que una continuación, es un reflejo genérico de Alien. El octavo pasajero. Es decir, si el primer film consistía en una recuperación de los estilemas visuales y argumentales del cine de ciencia-ficción de los 50 (con los préstamos y plagios conocidos por todos), pero sublimado por los modernos efectos especiales y, sobre todo, por una cuidadísima plasmación plástica, que, además, utilizaba las constantes del cine de terror, Aliens. El regreso supone un acercamiento al cine bélico y de comandos (no es difícil verla como una metáfora de Vietnam) o al género western (sobre todo, en el ejercicio claustrofóbico de los héroes resistiendo en un recinto cerrado ante las beligerantes fuerzas del exterior). Pero no por ello pierde la atmósfera genuínamente terrorífica del original. James Cameron (también guionista) combina inteligentemente el suspense con las trepidantes escenas de acción, manteniendo así el ritmo, atrapando al espectador en una tela argumental llena de sorpresas (que juegan con las expectativas del aficionado que ha visto la primera parte) sabiamente dosificadas.

Pero que nadie piense que estamos ante una espectacular cinta de acción (que también) sin contenido. En realidad,
Aliens. El regreso gira constantemente alrededor de la presencia de una imponente, magistral Sigourney Weaver. Desde el punto de vista de la heroína Ripley se pueden sacar tres lecturas que beben unas de otras: psicoanalítica, feminista y maternal.

Al comienzo de la película, Ripley nos es presentada en una angustiosa pesadilla, la cual no funciona simplemente como un comienzo impactante que retome ideas del primer film. El horror no ha sido vencido, no ha desaparecido, sólo se ha mudado, instalándose en la psique de la superviviente, formando parte de ella. Así, Ripley sabe que sólo enfrentándose al horror cara a cara (aún muriendo en el intento) podrá superarlo, vencerlo para siempre. Casi parece que la aparición de una nueva amenaza ha sido motivada, creada por los propios miedos de Ripley, tan temerosa de volver a encontrarse con un alien, como obsesionada en tener una segunda oportunidad. Es lógico, por tanto, que la amenaza se multiplique, como un recuerdo que crece en la memoria.


Las mujeres fuertes son una constante en el cine de Cameron. Casi un signo autoral. Ellas siempre se mueven en un terreno eminentemente masculino, lleno de testosterona y virilidad. Un mundo formado por armas, fuego y velocidad. Ripley regresa al planeta de los aliens junto a un grupo de aguerridos y valientes marines cuya actitud es más propia de unos jóvenes de excursión que alguien preparado para enfrentarse a una especie especialmente mortífera. Cuando las cosas se pongan feas, será Ripley quien tenga que tomar las riendas de la situación, no sólo usando su inteligencia, sino utilizando la fuerza, la valentía y la estrategia de sus compañeros hiper-musculados. Y es que,
Aliens. El regreso es un film de mujeres.

Una de ellas es Ripley, la otra la Reina Alien, cada una defendiendo a sus hijos, protegiendo a su especie. En la versión extendida se nos descubría que Ripley era madre, y que su hija había muerto durante su larga estancia en el espacio (cincuenta y siete años). Ripley le echa la culpa a la raza alien de esa muerte, de toda una vida que se ha perdido, la de su hija. Así, el encuentro con Newt no sólo supondrá la recuperación de su hija, sino el enfrentarse ante su propia imagen: una niña asustada pero dispuesta a sobrevivir ante una amenaza desconocida: es decir, la Ripley de
Alien. El octavo pasajero. Es lógico, por tanto, que el enfrentamiento final entre la Reina Alien y Ripley sea mano a mano: en éste, se volverán las tornas: Ripley luchará por su recuperada cría mientras la Reina Alien lo hará por su exterminada especie.

Como otras segundas partes que todos conocemos,
Aliens. El regreso corrigen y aumentan los hallazgos de la obra original, siendo el auténtico espejo en el que se reflejarán montones de imitaciones, hasta el punto de que cualquier película de ciencia-ficción con monstruo(s) que se estrene aún hoy tiene una deuda pendiente con ella. Es por eso que, más allá de más o menos rebuscadas lecturas, Aliens. El regreso pueda disfutarse como la, quizás, mejor monster movie de la historia del cine.


6 comentarios:

lord_pengallan dijo...

Gran peli. Para mi la única decente de Cameron.
No sabía de la maternidad de Ripley. Ahora me gusta menos el pj. Me gustaba más cuando creía que era un virgen guerrera grecorromana, una Diana o una Atenea. Ahora ya la veo mancillada y, sobre todo, más humana y no me mola tanto. Creo que fue su maternidad es un error. Ya que no encaja muy bien con la evolución del pj hasta convertirse en una especie diosa guerrera en la 4º.

Int dijo...

Lo de la maternidad de Ripley ya está implícito en la versión original. Yo creo que hacen al personaje más rico y justifica su comportamiento.

En lo que no estoy de acuerdo es en tu valoración del cine de Cameron. Aparte de excelentes cintas como TERMINATOR, MENTIRAS ARRIESGADAS o AVATAR y notables como TITANIC, tiene en su haber otra obra maestra como es TERMINATOR 2. EL JUICIO FINAL. Para mí, uno de los grandes (no he visto ni PIRAÑA 2. LOS VAMPIROS DEL MAR ni ABYSS)

Yota dijo...

Una de las mejores películas del cine de acción y Ciencia Ficción. Sin discusión posible.

Int dijo...

Totalmente de acuerdo. Llevo muchos visionados de este film, y su última media hora me sigue poniendo la carne de gallina. Ni Oscars ni gaitas, a James Cameron hay que hacerle un monumento YA.

PD.: Yota te pongo en los links que así vamos animando esto.

lord_pengallan dijo...

Tines razón en que sí encaja, pero a mi así Ripley me mola menos.
En cuál sale su maternidad, me he hecho un lío, en la 1º o en esta? Es para estar atento cuando la revidee.

No vamos a discutir por Cameron, tu tienes tus gustos y yo los míos. A mi sus pelis no me gustan nada y como director es simplemente funcionalidad. Lo veo muy pop en el peor sentido.

Mírate Abyss. Si te mola Cameron te va gustar bastante. Ha envejecido un poco pero seguro que no te importa. A mi, quitando esta de alien, es la única que considero pasable de este tipo.

Y Titanic es una mierda se mire como se mire :P

Int dijo...

Lo de la maternidad de Ripley aparece en la segunda entrega. En la primera, que nosotros supiéramos, podía ser inmácula (¿por eso es la única capaz de vencer a un símbolo fálico como es el alien? Interesante).

Con todo, esa visión de Ripley encaja mejor con ALIEN 3, donde se convierte en una especie de Virgen María del apocalipsis.